El proceso es aquel mecanismo de composición o prevención de conflictos por medio del cual las partes en disputa someten su pretensión o sus intereses contrapuestos a la decisión de un tercero. Sin embargo, de nada serviría la existencia de un proceso si es que la concepción que tenemos acerca de él lo reduce a un conjunto de actos formales sin ninguna razonabilidad, si no toma en cuenta las peculiares cuestiones del caso concreto, se desentiende de la justicia o cae en una rigidez tal que resulta inútil para la solución de un nuevo problema jurídico. Se hace necesario entonces vincular al proceso con una concepción que rescate el sentido humano y social del proceso y lo vincule con aquellas garantías que conforman lo que se ha dado por llamar “debido proceso” o “tutela jurisdiccional efectiva”.

Con esa aproximación, este diplomado tiene por finalidad plantear una reflexión sobre el debido proceso y la tutela jurisdiccional, desde una visión procesal-constitucional. De esta manera se proporcionará a los participantes una serie de perspectivas y herramientas útiles para tener una comprensión integral sobre este tipo de derechos y resolver problemas jurídicos de singular importancia.
DESTINATARIOS
Este diplomado está especialmente dirigido a los operadores jurídicos (abogados, jueces, fiscales, etc.), pero se abre a todos los estudiantes y profesionales de las diversas áreas del conocimiento: sociólogos, antropólogos, economistas, médicos, comunicadores, entre otros.

DURACIÓN
La carga docente supone 45 horas de clases presenciales, distribuidas a lo largo de 5 semanas. Se proyectan dos o tres sesiones semanales.
METODOLOGÍA
La metodología será fundamentalmente activa y estará orientada a incentivar el análisis y la discusión académica entre los alumnos, a partir de los problemas que se planteen en clase, la bibliografía especializada, los casos prácticos y la jurisprudencia. Los alumnos deberán preparar su intervención para cada clase.

EVALUACIÓN Y DIPLOMAS
La evaluación del estudiante se realizará de la siguiente manera: 1) un examen escrito a mitad del diplomado; y 2) un ensayo que deberá tener una

extensión no menor de 20 páginas, a espacio y medio en formato A4. El ensayo deberá versar sobre alguno de los temas-problemas analizados en el diplomado y deberá ser entregado cuando éste finalice. Cada evaluación constituirá el 50% de la nota final del diplomado. Se entregarán diplomas a las personas que hayan obtenido una nota final aprobatoria y hayan asistido a no menos del 80% de las clases. A quienes no lo hagan se les entregará una constancia de participación.

PROGRAMA

Revise el programa AQUÍ


Inicio   |   Institucional   |   Líneas   |   Áreas   |   Docencia e Investigación   |   Asesoría y Defensa legal   |  Acción Solidaria   |   Difusión y Publicaciones                    ISDEH - 2013